Cómo evitar el vello enquistado, después de la depilación

Cómo evitar el vello enquistado, después de la depilación

Antes de daros algunos consejos sobre cómo evitar el vello enquistado, vamos a aprender a diferenciarlo. El vello enquistado se trata de pelos que han salido de la piel pero, a diferencia de otros, se han doblado y han vuelto a penetrar en ella o directamente han crecido de forma lateral, principalmente porque se han encontrado con un folículo piloso obstruido por células muertas.

El vello enquistado por lo general aparece tras el afeitado o tras la depilación eléctrica, por lo que las zonas más frecuentadas por este tipo de enquistamientos son la barba, piernas, axilas, zonas íntimas…

Es importante saber diferenciar un vello enquistado de un grano. Si bien es cierto que en ambos casos se produce una irritación de la piel, apareciendo una pequeña vesícula que produce picor e incluso puede llegar a ser dolorosa, en el caso del vello enquistado en la mayor parte de las ocasiones se puede visualizar el pelo que se encuentra bajo la piel.

Cómo evitar el vello enquistado

  • Prepara la piel para la depilación o afeitado. Suaviza la zona a depilar con una toalla humedecida con agua tibia, aplica jabón antibacteriano sobre la zona.
  • Dirección de afeitado. Sigue la dirección en la que crece el vello, comprobando que las cuchillas están en buen estado.
  • Acude a un centro de belleza para que te asesoren sobre el tipo de depilación que mejor acepte tu piel.

Si ya tienes el vello enquistado, algunos remedios caseros para eliminarlos son:

  • Exfoliantes a base de sales.
  • Piedra pómez.
  • Mascarilla de azúcar.
  • Aloe vera.

 

 

Te recordamos que en el siguiente enlace puedes acceder a nuestra tienda de cremas Cristina Herráiz.

Categories: Consejos

Tratamientos recomendados