Cómo prevenir la aparición de arrugas, consulta en tu centro de belleza en Madrid

Cómo prevenir la aparición de arrugas, consulta en tu centro de belleza en Madrid

Para prevenir la aparición de arrugas prematuras solo tienes que escuchar tu cuerpo, reconociendo los signos de alerta que nos da nuestra piel. De hecho, transcurren unos 10 años desde que una arruga comienza a formarse hasta que aparece en la piel.

Por lo que para retrasar al máximo las arrugas que pueden aparecernos en la década de los 30, tenemos que empezar a cuidar nuestra piel desde los 20.

Pero esto no significa que tengamos que utilizar cremas antiarrugas desde los 20 años, sino que para que la piel siga funcionando y regenerándose igual de bien con la edad, debemos hidratarla y oxigenarla de forma adecuada.

Con el paso de los años las células necesitan un poco de ayuda para mantener los ritmos de hidratación del pasado, así como para tener una circulación de nutrientes correcta hacia las células. Por ello es importante utilizar las cremas adecuadas que te ayuden a conseguir buenos resultados.

Este tipo de tratamientos de hidratación y circulación pueden acompañarse de otros compuestos que te protejan de agentes atmosféricos contaminantes, propios de las grandes ciudades. Su formulación te ayudará a retener el oxígeno en la piel, ayudando a las células a mantenerse oxigenadas y, por lo tanto, activas.

Y, cuando llegamos a la treintena debemos seguir con los tratamientos de prevención de la aparición de arrugas. Nuestra recomendación es utilizar principios activos enriquecidos con vitamina C y vitamina A, que nos ayudarán a regenerar células.

  • La vitamina C es un potente antioxidante que interviene en la formación de los activadores de los fibroblastos, las células que se encargan de producir colágeno, elastina y ácido hialurónicoen nuestra epidermis. Además, tiene un potente efecto despigmentante con lo que elimina manchas y unifica e l tono de la piel.

 

  • La vitamina A ayuda también ayuda a la regeneración y activación celular formando fibroblastos. Al haber más células jóvenes, las viejas se van “empujando” hasta desaparecer, llevándose consigo las células muertas, dañadas o pigmentadas. Esto también mejora hidratación y el engrosamiento de la epidermis con lo que la piel se ve más firme y repulpada, lisa y sin arrugas.

 

La aparición de arrugas hay que tratarla desde el principio, si quieres lucir una piel joven durante muchos años.

 

 

Te recordamos que en el siguiente enlace puedes acceder a nuestra tienda de cremas Cristina Herráiz.

Categories: Consejos

Tratamientos recomendados