¿Quieres recuperar tu piel después de un embarazo? Consulta en tu centro de belleza y estética

¿Quieres recuperar tu piel después de un embarazo? Consulta en tu centro de belleza y estética

Como habrás podido comprobar, tu piel después del embarazo no es la misma. La nueva situación en tu vida, el cansancio y los cambios hormonales se reflejan en la salud de tu piel.

Cuidar tu piel después de un embarazo no sólo tendrá beneficios para ti, sino también para tu bebe, ya que es el punto principal de contacto contigo.

Tras un embarazo, tenemos una oportunidad ideal para renovar nuestra piel. Nuestro cuerpo necesita liberarse de las células muertas y todas las impurezas que se han acumulado en nuestra dermis durante los últimos meses.

Sin embargo la piel aun se encuentra sensible y debemos realizar una exfoliación suave utilizando productos adecuados para no dañarla.

Esta exfoliación limpiará la superficie de tu piel, ofreciendo una sensación más suave y sedosa, además de dejar la piel preparada para la recepción y absorción de tratamientos de belleza y estética.

 

Tratar las estrías de forma adecuada es vital para recuperar el estado de tu piel después del embarazo

Las estrías son muy frecuentes tras el embarazo, ya que no sólo se forman al dilatarse la piel, sino cuando está vuelve a recuperar su forma inicial. Si tratamos las estrías con los tratamientos adecuados justo después del embarazo, tendremos muchas más probabilidades de disminuir su visibilidad.

Algunos productos recomendados son la rosa mosqueta y la vitamina K, ya que estimulan la producción de colágeno.

Es importante ser constante en su uso, al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, con movimientos circulares en la zona de los glúteos y piernas, abdomen y parte baja de la espalda.

 

Hidrata tu piel después de un embarazo

De forma diaria utiliza aceites vegetales para hidratar tu piel. Elige aceites o cremas que aporten firmeza y ayuden a reestructurar los tejidos, como los aceites vegetales de Argán, de almendras dulces o de aguacate, o bien los de rosa mosqueta, centella asiática y jojoba, previamente diluidos.

Otra alternativa son las cremas, algunas buenas opciones son el aceite de karité, que fija el agua a las células que forman la piel, así como el colágeno, la centella asiática, elastina y vitamina E.

Por último aumenta la ingesta de agua, el consumo de frutas y verduras, especialmente alimentos antioxidantes, ricos en vitaminas y minerales que contribuyan a la producción de colágeno. No olvides los cereales y el omega 3, presente principalmente en los pescados grasos.

 

 

Acércate a nuestro centro de belleza en Madrid y una de nuestras profesionales te contará en detalle las ventajas de este tratamiento en tu piel.

 

Te recordamos que en el siguiente enlace puedes acceder a nuestra tienda de cremas Cristina Herráiz.

Categories: Consejos

Tratamientos recomendados